viernes, 29 de febrero de 2008

El Heraldo


Heraldo Sobremesa con Botón de Transferencia

El Heraldo.

Rafael Vertedor me pide que cuente algo sobre los orígenes del aparato Heraldo. Haré un pequeño resumen de lo que recuerdo.
El diseño original, llamado "Assistent" se hizo en Standard Elektric Lorenz (ITT), Stuttgart, pero muy pronto fue copiado por Bell Telephone Manufacturing Co. de Amberes (también ITT), donde se le llamó "Assistant". La historia de la venta a Telefónica es pintoresca, pero como yo la conozco de oídas y no puedo garantizarla, la omito. El caso es que se vendió a Telefónica que decidió llamarlo "Heraldo".
En junio de 1961 acabé la carrera y a primeros de agosto recibí una carta de Standard Eléctrica convocándome a una selección. Nos presentamos varios de la promoción (aunque hubo quién no se dignó a presentarse porque estaba de vacaciones). Al final seleccionaron a Gerardo Villanueva y a mí. Los puestos de trabajo eran: uno en Control de Calidad y otro para crear un Laboratorio de Electroacústica y Medidas Telefonométricas en una fábrica de aparatos telefónicos que se iba a construir en Málaga. A mediados de agosto comenzamos a trabajar, al principio en el Departamento de Calidad de Standard, bajo la tutela de un ingeniero llamado Manuel Vidal, que andando el tiempo sería nuestro Director General. En un principio la fabrica de Málaga iba a ser de Standard Eléctrica.
Para aprender la fabricación y como efectuar el Control de Calidad, así como para ver un Laboratorio similar al que había que crear, nos enviaron a Gerardo Villanueva y a mí a Amberes unos meses (finales de 1961).
Las herramientas para el Heraldo se fabricaron, parte en Bélgica, parte en España. Para comprobar que todo iba bien, y mientras se construía Martiricos, se fabricaron unos 20.000 en Ramirez de Prado (1962 - principios de 1963). ¿Problemas? Muchos. Empezando porque, con escasas excepciones, éramos muy novatos. Además, en el último momento (principios de 1963), cuando había que venirse a Málaga, hubo que prescindir del hasta entonces Director General, que fue sustituido por el que era Subdirector General (Santiago Armisén), y 3 Ingenieros Aeronáuticos, en principio responsables de Fabricación de Piezas Sueltas, Ensamble y Mantenimiento, abandonaron la empresa disconformes con las condiciones para venir a Málaga. Entonces S.Armisén puso al frente de Fabricación de Piezas sueltas a Joaquín Jiménez, de Mantenimiento a un perito de Madrid que pronto también abandonó y fue sustituido por Oscar Mestre y a mí me pidió que me hiciese cargo de Ensamble en tanto se encontraba a alguien. (Se tardaron 4 años en encontrarlo).
¿Dificultades en la fabricación? Muchísimas. La cápsula receptora "rocking armature" era endiablada de fabricar, con algunas piezas con tolerancias de milésimas de milímetro. Un problema era el diseño del bastidor de plástico (en un principio de poliestireno, luego de ABS) con 4 inserts roscados en las esquinas, adonde había que atornillar la base metálica; pero, debido al enfriamiento del plástico al salir del molde, no coincidían los orificios de la base con los inserts del bastidor. Como resultado en la primera exportación que se hizo (85.000 aparatos que se vendieron a la Administración de Hong Kong; para negociar la venta me enviaron a Hong Kong, donde las pasé “canutas”, ya que en Amberes me había arreglado con el francés, pero de inglés sabía los términos técnicos, pero era incapaz de pedir “huevos fritos”) una vez montados los aparatos se repasó la rosca de alguno de los inserts para que hubiera coincidencia. Las virutas metálicas resultantes se fueron pegando en el entrehierro del timbre, con lo que al llegar a Hong Kong, algunos (muchos) timbres no funcionaban. Allí abrieron los aparatos y vieron que, además había oxidación en algunos puntos. Por si todo esto era poco se habían diseñado en Santander (Maliaño) unos pasacables para evitar que las cucarachas entrasen en el aparato. Pero utilizaron un material para dar flexibilidad a los pasacables que, con la presión y calor, migraba hacia el ABS y lo descomponía. Resultado, que tuve que salir pitando a Hong Kong con Alfredo Remón, recién incorporado a Citesa. Al final hubo que enviar a Rafael Serrano, que se pasó varios meses allí, organizando la reparación. En todo el proceso ocurrieron multitud de anécdotas. Rafael Serrano puede contar algunas de lo más pintoresco.
¿Puntos débiles del teléfono? Desde el punto de vista de funcionamiento un problema recurrente al intentar exportar a Hispanoamérica era la poca sonoridad del timbre. Estaba diseñado en Alemania y era suficiente para un piso medio europeo, pero en algunos países sudamericanos las viviendas eran muy grandes y no se oía lo suficiente. Por eso se diseñó en colaboración con Standard Telecommunication Laboratories de Londres un nuevo timbre (el que se llamó "Mark III).
¿Puntos fuertes? El disco era muchísimo mejor que el utilizado hasta entonces. Un verdadero mecanismo de relojería (se contrataron relojeros para su ajuste). Pero esta ventaja también tuvo su parte negativa. Los celadores de Telefónica acostumbrados al disco anterior que se ajustaba de cualquier manera, empezaron a propagar la especie de que el nuevo disco era peor. La transmisión y recepción también eran mucho mejores que en los teléfonos anteriores. Las curvas de respuesta frecuencia eran casi planas desde 300 a 3000 Hz. con lo que la voz se transmitía con mucha fidelidad.
En cuanto a la producción creo que siempre se cumplieron los requerimientos de Telefónica respecto a las cantidades, ampliando la fábrica cuando fue necesario. En un principio la fábrica se diseñó para una producción de 275.000 aparatos, ampliable a 750.000. Tendríais que ver las sonrisas de "coña" de los técnicos de Amberes cuando nos presentaban a Villanueva y a mí y decían que ibamos a construir en España una fábrica con capacidad para 750.000 aparatos. Hasta entonces en Standard se fabricaban menos de 50.000 al año.
Al principio se fabricó sólo el Heraldo de sobremesa. Pero se prepararon los moldes y herramientas para fabricar la versión mural, pensando en que una vez lista Telefónica la aceptaría sin más. Pero cambió la presidencia de Telefónica, entrando de Presidente Antonio Barrera de Irimo, y las cosas empezaron a cambiar. Cuando se presentó el modelo mural Ingeniería de Telefónica (entonces se llamaba “Planes Y Normas”) lo rechazó diciendo que no le gustaba la estética del modelo. Dado que las herramientas ya estaban listas se decidió seguir con la intención de utilizarlo en exportación. Así que se fabricó una pequeña cantidad para comprobar herramientas y otros medios de fabricación, enviándose algunas muestras al Laboratorio de Telefonometría para su homologación. Poco después se recibió la noticia de que el Presidente y el Director de Ingeniería de Telefónica querían visitar Citesa (no olvidar que Telefónica tenía el 20% del capital). Efectivamente un viernes se presentaron con sus esposas, a las que se les ofreció visitar Málaga en el coche de empresa de Citesa mientras ellos visitaban la fábrica. Pero declinaron el ofrecimiento diciendo que les apetecía ver una fábrica. Cuando llegamos al Laboratorio (que era de mi responsabilidad) empecé a explicar las medidas de Equivalentes de Referencia y demás rollos técnicos. Las señoras se aburrían y empezaron a fijarse en lo que había sobre las mesas del Laboratorio. De repente la Sra. de Barrera de Irimo dijo: "¡Antonio mira que teléfono más bonito! ¡Que bien estaría en nuestra cocina!” Por descontado que Santiago Armisén me encargó que inmediatamente se enviaran sendos teléfonos murales a las dos señoras. Quince días después se recibió el pedido oficial de Heraldos murales.
Respecto a la fijación de precios poco puedo decir. Era algo que se fraguaba en las alturas y yo era un ingeniero recién entrado en la empresa. De hecho no intervine en la discusión de precios hasta mucho después, con el Teide, que fue una complicada negociación que duró nueve meses, pero en la que se alcanzó un buen precio.
Bueno, como dije esto es sólo un resumen. En medio hay multitud de anécdotas e historias. Algunas se pueden contar y otras no ya que algunod de sus protagonistas siguen, gracias a Dios, vivos, y podrían no estar de acuerdo.
Del Góndola y de los SATAI escribiré en otra ocasión.

17 comentarios:

AdrianRguez dijo...

Hola,

Tengo 18 añitos y me apasiona CITESA, tengo varios de los teléfonos que esta empresa fabricaba, como el góndola o el heraldo, incluso un heraldo para sordos con luz de aviso... heraldo mural o una cabina de SESA también vendo algunos modelos en mi tienda de antigüedades tecnológicas (talcomofue.com)

Solo quería decir que este blog me ha encantado y también quería pediros que me solucionarais dos dudas, la primera es que tengo barios heraldos con botón de transferencia (como el de la foto, unos con disco y otros con botonera) pero no se como conectarlos para transferir las llamadas. La otra duda es sobre un SATAI, tengo uno pero no se que conexiones tengo que realizar también para realizar llamas internas o transferir llamadas. Solo he conseguido las entradas de linea.

Muchas gracias y un saludo.
Adrián Rguez Iglesias

Juan dijo...

hola, me llamo juan y soy un forofo de los teléfonos de citesa. Además lo soy de hace bastantes años, pues aunque no tengo muchísismos si que tengo mi primer heraldo desde el año 93. Pues bien, hoy en dia con internet y ebay y demás voy completando la colección, pero me encuentro con problemas de documentación importantes. Por ejemplo, me he conseguido un telefono satai 2/6/2 con su caja de conexiones, pero no tengo ni idea de como ponerlo a funcionar ni que fuente de alimentación tendría que conseguir para que funcionara. Por otro lado me conseguí un teletax y tampoco me aclaro para conectarlo (como cosa curiosa claro), lleva una batería pero no dice por ningun lado el voltaje ni nada. Sabéis la forma de conseguir algo de documentación?. Y ya por último lugar y para no ser mas brasas paro aqui, tengo una pregunta. El otro día me compré un heraldo de teclas multifrecuencia (pa poder usar el contestador de telefónica y demás) y me llamó la atención que el 1er teide que llegó a mi casa en el 86 era solo decádico y que 6 años antes ya fabricaran teléfonos exclusivamente de multifrecuencia. ¿cuando se empezó a poder usar multifrecuencia en las centrales de telefónica? ¿llevaba sobrecosto? Muchas gracias. me gusta mucho este blog (me lo he leido entero) un saludo Juan

jg3setero dijo...

Hola, tengo tres tlf heraldo,dos murales y uno de mesa.Los murales funcionan bien, el de mesa nó,he estado trasteando el interior y he desconectado algunos cables de su sitio y ahora nó sé donde poner cada uno para que funcione de nuevo.¿Algún alma caritativa me pasaría un esquema por colores y lugar donde conectarlos? Gracias a todo el que se interese en el tema.

BALKANIZE: ART&FILMS dijo...

Hola, estoy entrando en este mundo con un teléfono Heraldo heredado y cuál ha sido mi sorpresa y mi ignorancia al ver que su cable tiene cuatro cables dentro y no lo puedo adaptar a una linea actual de dos cables. Si alguno me pudiera ayudar, lo agradecería muchísimo. Me hacía ilusión ponerlo en marcha de nuevo.

Saludos y gracias.

Nacho.

Estoy en tempustempo@hotmail.com

jg3setero dijo...

Hola a todos, he conseguido que funcione mi heraldo de sobremesa. Resulta que en el interior tiene una pegatina pequeñita con un esquema de conexiones. Pues con una potente lupa y una gran paciencia he colocado todos los cables como en el esquema y vá de maravilla. Si alguien tiene problemas de conexiones interiores que lo diga y se le ayudará en lo posible. Saludos

kiko dijo...

hola he heredado un heraldo de mis suegros,pero no me funciona bien, no se oye nada y cuando me llaman comunica,lo he abierto para ver si los cables están bien conectados y según el esquema del interior lo están y mis suegros icen que cuando lo quitaron funcionaba bien¿alguien me podría decir como puedo arreglarlo? muchas gracias

Ourbluelevis dijo...

Hola, me llamo Yoseba, tengo 30 años y un telefono heraldo de pared, el caso es que consegui instalarlo pero tiene un problema:
El receptor me oye muyyyy bajito, segun mi madre "como si estuviera en Finlandia".
¿Es problema del micro? ¿Como se puede solucionar?
Agradeceré cualquier ayuda.

Jorge dijo...

Hola. Parece que tenemos el mismo problema. He heredado un Heraldo de sobremesa de los habuelos de mi mujer. Uno de mis hermanos me dice... "Te escucho como si estuvieses en chinchina" "Se oye como en las comunicaciones que tenían las radios de los Alemanes, en la Segunda Guerra Mundial". Supongo que será por el micro. Alguien nos puede ayudar? Hay accesorios de repuesto, dónde?
Muchas Gracias.
jorgellch@hotmail.com

BACARAMANGA dijo...

Querido amigo…que amigo considero al que me regala de tan buena gana lo que sabe…muchísimas gracias. Un blog entretenido e instructivo. Un beso. Marixa de LaCarreta.net

Pinedi Producciones dijo...

Hola a todos.

Tengo un teléfono heraldo que funciona a la perfección, excepto que el auricular se escucha muy bajo, tanto que apenas se oye. Querría saber cómo amplificar la señal para que se escuche más fuerte. Había pensado en hacer un pequeño amplificador, pero no estoy seguro.

Si me podéis ayudar, lo agradecería muchísimo.

Diego.

ESTI dijo...

Hola a todos. Mi problema es que hemos comprado un Góndola Rojo que conectamos tal y como he visto en algunos comentarios, pero no funciona el altavoz. No se oye nada de nada, y el timbre suena como si estuviera constipado.

Espero que alguien pueda ayudarme.

Un saludo y muchas gracias

Elena Gómez dijo...

Hola..me encantaria conseguir un telefono modelo Heraldo de ruleta..pero no se donde puedo conseguirlo sin que me pidan demasiado dinero..¿sabríais decirme donde puedo por favor?

Ourbluelevis dijo...

En el rastro de madrid tienes los que quieras.

fran dijo...

alguien con tiempo y paciencia, que quiera ayudarme con un teléfono heraldo que no hay manera de hacerlo funcionar?

fran dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
alex garcia dijo...

hola acabo de conectar nuestro antiguo heraldo y funciona todo bien menos el altavoz...alguien sabe donde puedo conseguir uno???


gracias

Ignacio Stradivari dijo...

Hola,

Acabo de introducirme en el mundillo con un Heraldo rojo, precioso. Sólo quería agradecer al señor Lorenzo Martinez que haya compartido con todos nosotros su maravillosa historia y sobre todo, da gusto leer una redacción tan correcta, amena y bien documentada como la que nos ha brindado. Un saludo y larga vida al Heraldo!