martes, 3 de junio de 2008

Los SATAI

Sistema Jefe-Secretaria 2/2/1

Este tipo de aparatos telefónicos llevaba en inglés el nombre de “key systems”, debido a que las conmutaciones necesarias para su funcionamiento se hacían mediante “llaves” electromecánicas, es decir un botón pulsador que actuaba sobre un conjunto de contactos que realizaba las conexiones o desconexiones oportunas.
En resumen un “key system” es un sistema telefónico multilínea usado, fundamentalmente, en pequeñas oficinas o en departamentos de grandes oficinas, de modo que una o varias líneas exteriores se pudieran compartir entre todos los aparatos del sistema, disponiendo, además, de una o varias líneas internas para la intercomunicación de los aparatos. Telefónica decidió introducirlos al final de la década de los ’60 del pasado siglo, llamándolos: Sistemas Automáticos Telefónicos de Abonado con Intercomunicador, de ahí lo de SATAI.
En esa época, prácticamente, el único proveedor de teléfonos de Telefónica era Citesa, así que nos pidieron que los fabricáramos. Dentro de ITT se fabricaban “key systems” en Standard Electric Lorenz (Stuttgart) y en Bell Telephone Manufacturing (Amberes), en ambos casos el diseño estético seguía las líneas del teléfono Assistant (en España llamado Heraldo). Tanto en Alemania como en Bélgica fabricaban varios modelos:

Sistemas Jefe- secretaria: 1/2/1 y 2/2/1
Key systems: 1/5/1 y 2/11/2
(y creo que alguno mayor)

El primer número de los que indico se refiere al número de líneas externas. El 2º al número de aparatos y el tercero al número de líneas internas.

Telefónica quería los cuatro sistemas mencionados, pero el problema que se presentó fue que en los tres primeros se utilizaba un bastidor del tipo Heraldo, aunque más grande (para el que había que construir un conjunto de moldes, que se podía amortizar con las cantidades proyectadas), pero para el 2/11/2 hacía falta un bastidor aún mayor, lo que implicaba un conjunto nuevo de moldes, que no había manera de rentabilizar dado el pequeño número de 2/11/2 que se proyectaba. Además en Alemania y Bélgica los sistemas 1/5/1 y 2/11/2 tenían respectivamente 6 y 12 aparatos, dado que en cada aparato no había botón correspondiente al propio aparato, pero Telefónica insistió en que cada botón estuviese dedicado a un aparato con lo que los sistemas se convertían en 1/6/1 y 2/12/2. En seguida vimos que era posible construir un 1/6/1 en el bastidor pequeño, pero en el caso del 2/12/2 era totalmente imposible usar dicho bastidor por falta de espacio para ubicar las llaves para 12 botones. Nos reunimos muchas veces con Ingeniería de Planes y Normas pero no había manera de convencerles de la imposibilidad, hasta que se me ocurrió (uno, de vez en cuando, piensa) que se podía construir un 2/6/2, así que se montó un modelo de aparato en el Laboratorio de Electroacústica, se le presentó a Planes y Normas y, (¡milagro!) lo aceptaron.
Durante muchos años los Satai tuvieron muy buena aceptación, especialmente los Jefe-secretaria, ya que facilitaban sobremanera la comunicación dentro de las empresas. Eso sin mencionar algunas “tácticas” de Telefónica, tales con decir al aspirante a abonado que había línea disponible para Satai pero no para Heraldo. (No es raro ya que a un empleado de Citesa le dijeron que si quería línea telefónica en su piso debía instalar un Góndola y no un Heraldo).

Años después Telefónica volvió a insistir en que quería un sistema mayor que el 2/6/2, pidiendo un 4/10/5. Tal sistema no existía en las compañías de ITTEuropa, así que me fui a EEUU a buscar lo que había en ITT Telecomm, en Corinth, Mississippi. Lo más parecido que tenían era un 4/10/1. Cuando les dije que queríamos un 4/10/5 me miraron como a un loco, ya que 5 líneas internas significaban que todos estaban hablando a la vez unos con otros (de dos en dos). Yo ya lo sabía y se lo había hecho notar a Telefónica, pero ya sabéis: “el cliente siempre tiene razón”. La manera de usar un “key system” en EEUU era distinta a la española. Allí la línea interior la usaban, casi exclusivamente, para transferir la llamada externa otro aparato y no para charlar entre ellos (en una oficina pequeña si quieres hablar con un compañero lo lógico es ir a su mesa y no llamarle por el intercom) con lo que una sola línea interior era suficiente. Después de mucho estudiar el caso vimos que se podía incluir otra línea interna, obteniendo así un 4/10/2. Se lo presentamos a Planes y Normas y nos dijeron que, en principio, lo aceptaban pero que el diseño estético (muy americano) no les gustaba. Así que otra vez estábamos en la primera casilla. (Me refiero al juego de la oca). Poco después el Director General de Telefónica dijo que quería visitar la fábrica de Citesa Madrid, así que organizamos la visita incluyendo una presentación de los productos de Citesa Málaga. En las oficinas de Citesa Madrid montamos una pequeña exposición de los teléfonos y centralitas que fabricaba Citesa, en la que incluimos, más que nada por “rellenar”, el diseño del 4/10/2 rechazado. A eso de las 10 de la mañana se presentaron los responsables de Planes y Normas y Comercial de Telefónica, que cuando vieron el 4/10/2 nos dijeron algo así como: “¿Qué hace esta birria aquí?. Ya sabéis que no nos gusta” Casi inmediatamente se anunció que el Director General, junto con el Director Técnico de Telefónica acababan de llegar. El Director Técnico había estado la semana anterior en EEUU de visita, y, posiblemente influido por lo que había visto allí, nada más entrar en la sala donde estaban los aparatos se dirigió al 4/10/2 y dijo:”¡Esto es lo que necesitamos! ¡Me encanta este diseño!”. Ni que decir tiene que los mismos que cinco minutos antes denostaban el diseño empezaron a elogiarlo. La verdad es que, vistas las cosas con la perspectiva de los años, los que tenían razón eran aquellos a los que no les gustaba. El 4/10/2 no fue ningún éxito.
Mucho después, cuando la electrónica entró en los aparatos telefónicos, se diseñaron los Satais Teide. Pero esa historia es mejor que la cuente otro más enterado que yo, pues en la época en que se diseñaron yo ya no estaba en Ingeniería sino en Marketing.

7 comentarios:

Rafael Vertedor dijo...

Muy interesante, Lorenzo. Como todas tus interveciones en el Blog. Hay cosas que cuentas de las que me entero ahora, a pesar de haber estado trabajando en la compañia 35 años. Posiblemente a muchos otros le pasará lo mismo.
Te animo a que sigas contándonos cosas

Ángel dijo...

¡Qué grande es este Blog! La técnica contada a través de experiencias y anécdotas personales por sus propios protagonistas. ¿Qué más se puede pedir?

Tengo sendos aparatos 2/2/1 y 2/6/2 unidos respectivamente a sus cajas de enlace. Los esquemas están pegados a mala leche. A ver si puedo escanearlos sin tener que arrancarlos.

En el bastidor hay sellos de varios años, alguno de ELASA. A lo mejor fueron reparados o modificados en Malpica durante su vida...

Saludos.

dani dijo...

Yo llegúé a conocer los sistemas Satai. Mi abuelo tuvo en su oficina el 2/6/2 funcionando creo que cerca de 20 años hasta que lo cambiaron por el sistema Teide 3/6/2.
También tuve oportunidad de desarmarlos y ver cómo eran por dentro (una pasada), aunque nunca supe para qué servía el botón blanco de al lado del disco... ¿tenía la misma función que la tecla R de los terminales actuales?

Alain dijo...

Hola, me gustaria comprender un poco el sistema satai, en las fotos que veo solo veo telefonos, pero la gente comenta acerca de cajas de enlace.
Que son esas cajas de enlace, tienen circuiteria o son simples cuadros?
Tengo un SATAI 2/6/2 pero no tengo la caja de enlaces, me servira de algo?
Que funcionamiento tenian las teclas L , R, y P , asi como los numeros del 1 al 6 ???

Jesus dijo...

Un cliente me ha traído un TELEFONO SATAI 2/6/2 con la caja de conexiones.
Este hombre quiere ponerlo en su casa por motivos sentimentales, aunque solo tiene una línea.
En su casa tiene solo la conexión actual RJ11.
Me ha pedido que averigue cómo instalarlo.
Mi pregunta es:
Conectando una clavija de un cable RJ11 a la clavija actual de la pared (RJ11) y cortanto el otro extremo del cable RJ11, ¿ en qué conexiones de la caja tendría que conectar los 2 cables que me quedan libres al haber cortado el RJ11 ?
Tal vez, tenga que realizar algún otro puente, puesto que creo que las rosetas antiguas utilizaban tres cables.
Gracias anticipadas.
Mi correo: jesus(guionbajo)zapatero(arroba)hotmail(punto)com.

Ralph dijo...

Buenos días Lorenzo,

Muy interesante el blog, y muy interesante la época que describe.

Al igual que comenta Jesús en su entrada, tengo en mi poder un par de SATAI 2/2/1 que están en bastante buen estado y me pregunto si habría alguna forma de ponerlos en funcionamiento con la línea telefónica actual, al menos, para que sean algo más que un mero adorno.

Estaría muy agradecido de recibir cualquier tipo de asistencia o comentario.

Un saludo y gracias,

Mi correo: rccornejoc(arroba)hotmail(punto)com

Eduard Amorós i Wahl dijo...

Para Alain, si aun sigue su comentario, o para quien le interese.

Que yo recuerde, en un 1/2/1 las cajas de enlace no tienen más que terminales de conexión. En los demás sí que tienen circuitería, y sin las cajas de enlace no harés nada con los aparatos. Aparte, hace falta al menos un aparato tipo "principal" y otro tipo "secundario".

Saludos.